24 de abril de 2013

11

Un año contigo y sin ti



Un año sin tontunas. Un año sin tu risa perpetua, sin tu luz inapagable, sin tu alegría contagiosa, sin el limbo de tus tisanas, sin tus oídos pitando por los insultos de tus damnificados.

Un año contigo en la cabeza, en el corazón, en mi desgarrado pecho. Un año en el recuerdo de alguien que nunca te olvidará.

Espero que hayas dejado el poker, que hayas vuelto a esa bucólica Viena capaz de borrar una hostia de siete años en el limbo, que no hayas conseguido sacarme de tu cabeza, que los machos de allí no te hurten la lencería íntima. Confío en que no te hayan llegado más fotos de radares del viejo continente.

No es difícil de entender para el que te conozca que seas capaz de estar en esa tierra tan tuya e iluminando desde arriba al mismo tiempo. Haces que el calificativo extraña suene solamente en positivo si va unido a ti. Tu legado está a salvo, puedes estar tranquila. Esas miradas que iluminan cualquier corazón, miradas del desierto. Un desierto que lucha y reivindica su autonomía. Ni siquiera el ejército cercano de Escrivá puede atentar contra tus tesoros, tesoro.

Aprendo mucho de ti, de un ser especial, positivo, que es capaz de sentir al máximo sin necesitar, sin exigir. Que se ríe de la vida y que hace de la desvergüenza y la frescura formas envidiables de vivir.

Con un poco de suerte, la tisana ya te ha dormido y has dejado de leer... No quiero que sepas la pena que inunda mi ser. No sabes la rabia que me ha producido la coincidencia de la publicación de la (irrisoria) condena del mal denominado "Maestro". No quiero que sepas que sigo sin querer creerlo, que prefiero que todo sea una opción macabra de alguien que quiso tomar otro camino. 

Te quiero, del verbo conjugado a tu manera.
votar

11 comentarios:

  1. Están mis bloggers últimamente la mar de conjugadores...

    Me encantan estos escritos.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias majetona!

      Un abrazo sensible.

      Eliminar
  2. Una preciosa declaración de amor. Se nota que ha sido un gran amor, sólo por un gran amor se escribe algo tan bello. Siento que no esté y tengas que echarla de menos. Lo siento de verdad.

    Un beso lleno de comprensión y consuelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Doro.

      Amor, amor, amor. Suena a perfume. Yo no lo definiría así, de hecho no me gusta definir sentimientos/percepciones.

      Una persona astro, tal vez. Una persona con una manera de ser tan agradable que era susceptible de proyección de ilusiones e ideales.

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Uff!! nunca sé muy bien què decir en estos casos...tal vez, y como todos hemos pasado por situaciones similares, lo único que podamos decir sea que hay que saber dejar volar el pasado, aquí todo es efímero, pasajero.Nuestro recuerdo es un lugar donde todo cabe, pero hay que saber dejar espacio libre para lo que todavía no ha llegado, de lo contrario,estaremos poniendo un punto y final a nuestra vida.

    Te dejo una frase de Tagore que seguramente ya conoces, y que además estoy convencida que no te servirà de nada jaja (como todos los consejos) pero podràs guardarla para cuando tengas ocasión de regalársela a otro :)

    "Si lloras porque no puedes ver el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas".

    Voy a volver a estar ausente otro mes, así que os dejo a ti, David , y a todos tus seguidores, que crecen a una velocidad vertiginosas, un fuerte abrazo.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los consejos y ánimos, Amanda. Grande Tagore, claro que la conocía...

      Siempre hay espacio libre en mi corazón, aunque los inquilinos ya instalados puedan quejarse..

      Te echaremos de menos, vuelve pronto.

      Un abrazote!

      Eliminar
  4. Qué bonito y qué triste... Siento ese año de ausencia...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo, Margari...

      Gracias. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Sentimiento puro este escrito.
    Lo siento mucho.

    Espero que este beso te reconforte un poco.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Bea. Claro que lo hace.

    ResponderEliminar
  7. No se porqué, pero los escritos más melancólicos, suelen ser los más bellos, debe ser porque lo escribe el alma y un alma melancólica comprende bien a otra alma. Besos y ánimo

    ResponderEliminar

Pesa las opiniones, no las cuentes.